Curso de profesores de yoga: tercer módulo

Curso de profesores de yoga: tercer módulo

Y volvimos a la escuela de yoga Prana el pasado fin de semana para realizar el tercer módulo del curso de profesores pero ¡siempre se me queda corto! Algunos compañeros comentaban el domingo lo cansado de estudiar y aprender tantas horas seguidas (este módulo empezó el viernes a las 18 h y no terminó hasta el domingo a las 14 h) pero para mí, que quisiera profundizar en el yoga terapéutico, estos temarios me motivan mucho. Se me pasan las horas volando y más cuando hacemos tanta práctica para entender qué sucede en nuestro cuerpo. Aún así, he de admitir que el domingo por la mañana me faltaban horas de sueño y que ese día me regalé una siesta de 3 horas. Cansada estaba.

Curso de profesores de yoga: atención plena en la columna y la pelvis, “los reyes del mambo”.

El viernes ya fuimos haciendo boca gracias a Esther García San Miguel que nos enseñó cuán importante es la higiene postural en cualquier circunstancia de nuestra vida si queremos llegar a los 50 o 60 años con una cadera y columna sana y flexible. No era consciente de los infinitos detalles y cuidados que les debemos hasta ese día, y eso que todo lo que podría contarnos daría para un curso en sí mismo. Me quedo con el dato más importante: la activación de toda la zona abdominal para la protección de las vértebras lumbares, muy castigadas incluso en chiquillos de 13 años.

Curso de profesores de yoga: tercer módulo Curso de profesores de yoga: tercer módulo

Fueron 3 horas de datos, estadísticas, anatomía de la pelvis y comprensión de la construcción vertebral de nuestro eje corporal. Volví a casa con una magnífica sensación. Comprendía un poco más acerca de los dolores de la espalda y reforzaba la atención que estoy poniendo a mi cuerpo y sus posturas desde hace más de un año. “¡Esto es oro!” pensé.

El sábado a las 9 de la mañana iniciábamos la jornada en la sala de Prana en la calle Segura. Comenzábamos con una meditación y un mantra y poníamos todos las revoluciones al mínimo aunque nos duró bien poco. Nadie sabía qué estaba pasando pero en muy poco tiempo nuestras vibraciones subieron y desde ese momento, los profesores se pasarían todo el fin de semana llamándonos al orden y mandándonos callar. ¡Pareciera que nos hubieran dado “lengua” para comer durante una semana!

Curso de profesores de yoga: tercer módulo

Profundizamos en el significado de asana con José Manuel Llorente, conversamos sobre el concepto de unión y compartimos qué significa para nosotros reconocer al observador consciente en nuestros progresos y meditaciones en casa. Hablamos sobre nuestras resistencias, sobre el objetivo de unicidad del yoga en todos los aspectos de nuestras vidas y sobre la permisividad, sobre el “dejar en paz a la vida” para que pueda hacer su trabajo… Luego practicamos la serie que nos llevaríamos para casa. Esta vez había sorpresa: vamos a comenzar a crear nuestras propias series 🙂 

Repasamos luego con Toni Escorihuela conceptos de anatomía que ya dimos en el primer módulo del curso y nos metimos de lleno en profundizar en la pelvis. Así todo el resto del fin de semana, intercalando con prácticas de la serie que nos llevaríamos a casa y con una práctica de “reajuste vital” que me recordaba a las meditaciones activas de Osho que hemos realizado alguna vez pero en esta ocasión centrándonos en los 7 puntos energía principales o chakras. Fue interesante porque nos deshacemos de los prejuicios y las resistencias dejando que el cuerpo se exprese y, sinceramente, no sólo se hace bastante ejercicio así, también aprendemos a des inhibirnos con nosotros mismos.

Curso de profesores de yoga: tercer módulo Curso de profesores de yoga: tercer módulo Curso de profesores de yoga: tercer módulo Curso de profesores de yoga: tercer módulo Curso de profesores de yoga: tercer módulo

El sábado al mediodía nos quedamos en la sala unos pocos compañeros. En lugar de comer fuera como hacíamos siempre, decidimos no estresarnos y compartir nuestros pensamientos con tranquilidad. Me gustó mucho haber tomado aquella decisión, seguro que lo repetiré.

La jornada del sábado terminó a las nueve de la noche y, aunque me parecía salir con mucha energía debido al entusiasmo de tanta información y práctica valiosa, lo cierto es que a mitad de camino a casa me estaban entrando unas ganas enormes de dormir pero, al llegar a casa, mi peque (Canela) ya estaba encaramada a la puertecita de la jaula pidiéndome salir… ahora le tocaba a ella y reclamaba su tiempo 🙂

El domingo me costó levantarme pero tras el café y la ducha había que darse prisa. De nuevo iba justa de tiempo y no quería perderme ni un minuto. Al llegar, iniciamos la jornada meditando como el día anterior y, después, ya volvíamos a tener vara: ¡no parábamos de hablar! 😀 Aunque esta vez yo estaba más concentrada, quería atender a todo, este fin de semana estaba siendo muy instructivo y el tema me gustaba mucho así que ¡atención plena!

Curso de profesores de yoga: tercer módulo Curso de profesores de yoga: tercer módulo Curso de profesores de yoga: tercer móduloCurso de profesores de yoga: tercer módulo

Concluyendo, el curso es una inversión y un esfuerzo económico pero a cada módulo salgo más contenta de estar aquí. Voy aceptando que el proceso puede ser lento si pretendo acelerarlo y rápido si me concentro en entender y sentir las prácticas. La parte teórica es importante pero sin práctica, no hay manera de interiorizar tanta información. Al igual que con la meditación, para conseguir ser profesora de yoga debo dejar de desear serlo. Esta paradoja nos acompaña durante toda nuestra vida así que dejaré de exigirme y tener expectativas, que acontezca cuando tenga que acontecer. Seguramente dentro de poco tiempo, cuando menos me lo espere, me veré haciendo justo aquello que visualizo estos meses y entonces diré en voz alta “¡ya estoy aquí!”

Sed pacientes con la vida y no le exijáis premura. Es la única forma que conoce para concederos vuestros deseos lo antes posible, sólo cuando estéis preparados y sin anunciarlo.

Namaste amigos.

Tal vez quieras leer ahora lo que te propongo aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.