Curso de profesores de yoga: X y XI Módulo (fin del primer año)

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

¡Ya hemos terminado el primer año del curso de profesores de yoga de Prana! y si, ya sé, ha pasado mucho tiempo y os he tenido un poco desconectados pero es que la que necesitaba desconectar era yo. Quería centrarme en unos temas y os dejé en ascuas con el final del primer curso, sorry. Bueno, aquí estoy again para contaros cómo fue 😉

El décimo módulo del curso fue de lo más práctico y mi madre sabe… los regalos prácticos son los que más valoro así que este módulo me encantó. Trató de la construcción de una sesión de yoga ‘con sentido y objetivo’. También aprendimos los ‘Cinco Tibetanos’ que tanto nos ha mencionado José Manuel -el director de Prana y del curso-  para darnos miedo pero que, al final, no es para tanto (si es algo intenso) y terminamos el segundo capítulo de los yoga sutras de Patanjali (Shadhana Pada) que, como siempre, es un regalo para el intelecto y para el alma a partes iguales.

En este módulo practicamos también al aire libre en Salesianos de Campello, a un paso de la playa y rodeados de naturaleza. Comenzamos a ver nuestras propias limitaciones al dar instrucciones frente a nuestros compañeros y en un entorno que, aunque idílico, no es al que estamos acostumbrados. Una forma muy agradable de salir de nuestra área de confort… ¡bien hecho José Manuel! 

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

La persona que me estoy encontrando

Lo cierto es que no hay evolución sin retos y con este curso estoy encontrando nuevas facetas en mí que me emocionan y asustan a partes iguales. Cada día me siento más cerca de esa persona que quiero ser pero también estoy más lejos de aquella que todos conocen (incluida yo). Eso da miedo, es como ir entrando en un terreno que no conozco (aunque me da mucha paz) y alejarse de aquello que hasta ahora me sostenía y ‘ahogaba’. Siento que las situaciones que estoy viviendo al hacer este camino me muestran constantemente un reflejo de mi misma, en cada situación, con cada persona. Y no exagero, por alguna razón estoy constantemente sintiendo todo como algo ajeno a mí. La sensación de que lo que veo, escucho, siento o saboreo es ‘algo observable’ es constante. Es una extraña pero placentera sensación y muy saludable por cierto.

Por supuesto que paso mis momentos de angustia, son producidos por mi proyección en este plano material. Me aterra sentirme cuestionada o defraudar a otros y lo que más es no cumplir con mis propias expectativas pero ese es mi trabajo ahora, estar lo suficientemente alerta para detectar cuándo aparece este EGO juicioso y enfocarme en disfrutar el presente, quitarle hierro a todo. Es la única manera que he encontrado de hacer bien todo lo que emprendo. SIN DIVERSIÓN NO HAY ÉXITO. Con sentido común claro está (sin hacer daño a nadie) pero sin exigencias. Es la sabiduría más importante que estoy recibiendo en este momento, “sacarme el palo del culo” como dirían algunos 😀

El lugar: Jardín de Alhama

El XI y último módulo del primer curso de profesores de Prana fue un retiro en el ashram Jardín de Alhama, en Murcia. Un lugar sencillo y muy acogedor gracias a sus dueños, que fueron unos tiernos anfitriones. Lo mejor, los despertares. Aquel lugar tiene magia en el amanecer, el silencio, la frescura del césped, el silencio del entorno, la baja temperatura a estas alturas del año (Julio)… espero repetir visita 🙂

En el último módulo tuvimos mucha práctica y algunas sorpresas: yoga danza con Yunia Espinosa (siento decir que no fluí nada con su práctica porque no se le entendía nada, su idioma y la parte técnica con el audio no ayudaron), nada yoga con Paco Ros (qué bien se le daban los armónicos y qué viaje nos regaló con los sonidos, espectacular) y reajuste vital centrado en ajna chakra con Vivi López (¡su práctica me ayudó a entender -por fin- cómo fluir con estas dinámicas!). Añadamos al conjunto una sesión de yoga en la playa aprendiendo el saludo a la tierra, una sesión de yoga disco facilitado por nuestra DJ Sarah Sainz (la adoro), nuestro examen de primero (que nos tenía a todos histéricos jajaja) y la graduación de los de la cuarta edición ¡muy emotiva! Bueno, con su examen nos tuvieron de alumnos haciendo saludos al sol hasta la extenuación pero se lo perdonamos 🙂

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Curso de profesores de Prana Escuela de yoga

Conclusión al primer año: GRACIAS

Mi conclusión a este año puedo resumirlo en un GRACIAS muy grande y en negrita. Todos y cada uno de los corazones con los que estoy recorriendo este camino me enriquecen y nutren de algo más valioso que el dinero o cualquier cosa material que se te ocurra. Tiene un valor indescriptible porque está consiguiendo que experimente cada día con una vibración de amor, comprensión, aceptación y respeto. No es sólo gracias al yoga físico, es también gracias al raja yoga, a las abrazasanas (nuestra forma de llamar a los abrazos que nos damos todo el tiempo) de compañeros y profesores, a mi desarrollo espiritual, mi  autoconocimiento y mi creciente sensación de crecimiento de la niña que tengo dentro. Me siento muy orgullosa de mi madurez, de mis defectos y de mis virtudes. Cada vez me amo y acepto más, es maravilloso. 

Concluido el primer año reitero en mi recomendación a todos los que queráis mejorar vuestra salud mental y emocional, practiquéis yoga y, cuando LO SINTÁIS, realicéis un curso como el que estoy haciendo yo en Prana. La próxima edición comenzará el 23 de septiembre pero tenéis una presentación del curso el 16 de septiembre a las 10 h.

Namasthe lectores.

Tal vez quieras leer ahora lo que te propongo aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.